Un polvo en un almacén de cafeteria

Era un día más, uno de tantos de esos que a las 9:30 acudía a tomar algo a aquel bar, guapo como siempre allí estaba el, detrás de aquella barra llena de gente, rubi, con su pelo recortado, ojos azules y una sonrisa angelical dedicada a mi después de que yo, como todos los días, le brindara un BUENOS DIAS CIELO. Me senté en la mesa de costumbre, se me acercó y antes de que llegara a servirme lo de siempre, percibí su fragancia suave y calida, mmmmm que bien olía, me llenaba de sensaciones y ganas de cogerlo y agarrarme a el….. Le brinde algunos de esos piropos que tanto le gustaban y que tanto la hacían reír, sin llegar nunca a más, pero ese día era diferente, lo note en el ambiente, su mirada había cambiado, llena de deseo y de morbo hacia mi. No lo podía resistir, lo había soñado mucho tiempo, tenia que hacer algo,,,,,,, me dirigí al servicio y entre la puerta de los hombres y de las mujeres estaba el almacén, había visto que él había ido hacia allí, y con un guiño y esa mirada picarona me llevo a el……… Entre y cerré la puerta, él estaba de espaldas a mi y giro la cabeza, le pase la mano por su espalda musculada rodeandole por su abdomen fibroso para después bajar la mano hasta el inicio de su polla, la cual estaba bien grande y gorda ya…él se giró y me empezó a besar de manera muy apasionada agarrandome del culo y besandome el cuello con gran intesidad. Yo estaba muy muy mojada y el metió la mano y noto lo excitada que estaba y me empezó a desnudar lentamente. Sus besos sabían dulces y cuanto más me besaba y me tocaba más me excitaba y más ganas tenia de que me metia su polla en mi coño, cuanto me tocaba y notaba lo majada que estaba, más se excitaba el hasta que ya no puedo aguantar más y me sentó en las cajas de cerveza, le quite suavemente los pantalones, camisa blanca, y un fino boxer negro. Deslice mi mano por su polla y él enseguida se agachó y empezó a comerme el coño con una maestria de su lengua, como gemía diosssssss que sensación aquella, …. Se dejó llevar un buen rato en mi caliente y humedo coño, delicioso y bien lubricado, cachondo y caliente, se fundía en gemidos constantes de placer, le agarraba la cabeza fuertemente y eso me excitaba mas todavía uffffffff Me levante, me puso de espaldas semiagachada, y me metió su gran polla larga y gorda rozandome el clítoris hasta llevandome al orgasmo, no paraba de correrme y all notar el lo caliente que mi coño estaba no pudo soportarlo más y se corrió a la vez que yo, me llenó de leche mmmmmmmmmmmm QUE CALIENTE POR DIOS!!! PUFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFf A dia de hoy no se si alguien me oiría gritar tanto como lo hice aquel día, tan fuerte como las perras. Allí quedo lo que mas deseábamos, se hizo realidad, y además supero a lo que siempre había soñado….. PD: …. MMMM ME ALEGRO TANTO EL DIA………

⇓ Descargar en HD
Porno recomendado