in , ,

A la tercera va la vencida

Y es que nuestros chicos llevaban tres días seguidos buscando alguna pornostar conocida por la ciudad, sin conseguir absolutamente ninguna. A última hora se les puso a tiro la explosiva Laura Blume que tras resistirse por ser ese su día de descanso cayó bajo las redes y los engaños de nuestros muchachos que no querían otra cosa que follársela.

A la tercera va la vencida

Un pollón para la depresión

Falso encargado de sala X