in , ,

Le encanta chuparla

Mi colega me ha dejado tirado, no hay sitio para aparcar y llueve a mares. El día está cogiendo un tono grisáceo tirando cada vez más a negro. Por suerte un trocito de cielo se me aparece en la mirada de mi invitada sorpresa y me alegra la mañana. Con esos ojitos azules y con un cuerpecito de escándalo sería capaz de derretir al hombre de hielo.

Le encanta chuparla

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

A una polla de la gloria

Puteado por la jefa