in , ,

Me lo llevo puesto

Como la típica ricachona que va de tiendas y todo lo que se prueba, lo compra y se lo lleva puesto, esta guarrona recorre La Gran Vía de Madrid en busca de un macho ibérico que le de caña y la folle toda la tarde en su casita de verano. Con esas dos tetacas gordas normal que no haya sufrido mucho para conseguirlo.

Me lo llevo puesto

Horchata, por favor

Ha nacido una estrella