Paseo al viento

Nos encontramos a Yaiza en un día soleado dispuestos a conseguir otra víctima para una mamada en plena calle. Era un día con mucho viento así que la ofrecimos dar un paseo por la playa hasta nuestra casa, donde después de charlar un rato comenzó a follar como ella sólo sabe hacerlo.

La policía comiendo polla sin descanso

La policía comiendo polla sin descanso

Cachonda con ganas de follar

Cachonda con ganas de follar