Esposa atada a la cama, come pepino por su vagina

A esta puta le encanta que su marido la amarre a la cama para luego follarla, lo que no sabe es que él hoy no la quiere follar. Así que le venda los ojos para que no se de cuenta qué le va a meter un pepino largo y grueso que saco del refrigerador. Él le coloca un preservativo al alimento y lo empieza a introducir en repetidas ocasiones dentro de la vagina de esta puta que la tiene bien mojadita por lo rico que siente cuando le meten el pepino. Grita, gime y chilla cuando siente semejante cosa tan grande en su coño. Después de este día, esta puta guardará todos los pepinos debajo de la cama para luego tocarse cuando le den muchas ganas.